Nueva Unidad de Coomeva Medicina Prepagada en Medellín

Somos optimistas, confiamos en el futuro y estamos comprometidos con nuestro país

Nos sentimos orgullosos del avance de nuestra Cooperativa, pero somos conscientes de que aunque el desarrollo económico de las empresas es un instrumento poderoso.

10 febrero, 2011 en Sin categoría de Alfredo Arana Velasco

La inauguración de la Unidad de Coomeva Medicina Prepagada en el Centro Comercial Sao Paolo en Medellín es un hecho que refuerza nuestro liderazgo, confianza en el futuro y una demostración más de nuestro compromiso con el país, a través del ofrecimiento de salud de alta calidad.

En medio del sentimiento de pesar y solidaridad con todos los colombianos afectados por la ola invernal, es éste un testimonio de una comunidad capaz de hacer cosas y es que las cosas son posibles cuando las voluntades se unen en torno a objetivos positivos.

Las hermosas instalaciones de esta unidad de salud, dispuestas en una estratégica ubicación, están al alcance de nuestros usuarios que cuentan también con un grupo de personas que, individual y grupalmente, desarrollan en toda su amplitud el compromiso de servir, desempeñando con vocación y entrega su labor de cuidar la salud de otros. A ellas las hemos invitado a renovar todos los días ese compromiso.

Nos sentimos orgullosos del avance de nuestra Cooperativa, pero somos conscientes de que aunque el desarrollo económico de las empresas es un instrumento poderoso, es un error pensar que por sí mismo genera automáticamente progreso y bienestar de las personas y las comunidades.

Tenemos claro que el desarrollo contribuye al progreso cuando se pone al servicio del bienestar de las personas, y que las empresas  son verdaderos motores de progreso cuando proyectan su prosperidad a sus públicos de interés y a la comunidad.

Una invitación al empresariado del país es a enfocar el interés en las comunidades con las que interactuamos, a recuperar el interés por lo público y a practicar la responsabilidad social empresarial en toda su dimensión.

Si bien el Sistema de Seguridad Social en Salud colombiano presenta grandes incógnitas sobre el futuro del sector y de manera injusta muchas de las empresas que actuamos en él han sido satanizadas, es indiscutible que el Modelo de Aseguramiento establecido mediante la Ley 100 de 1993 ha representado uno de los principales avances sociales y redistributivos más importantes en la historia de Colombia. Ello se ve reflejado en aspectos fundamentales como son el acceso a tecnologías de punta en salud y el aumento de la cobertura, pasando del 16% en 1993 a 93% en 2009, especialmente de las clases menos favorecidas y de las poblaciones rurales.

Pero este avance no solamente hace referencia a una ampliación de cobertura. Son importantísimos los logros en los indicadores básicos de la salud, como por ejemplo los menores índices de mortalidad, y también es significativo lo correspondiente al confort.

En el caso específico de Coomeva, pasamos de 146.000 usuarios en 1995 a tres millones en 2010, el 7% de la población colombiana que confía su salud a nuestras empresas.

Por eso planteamos que debe haber una gran concertación nacional para salvar el sistema de aseguramiento; que los diferentes actores deben tener más reglas de “juego” claras que permitan su viabilidad; que se deben adoptar medidas para evitar los abusos y excesos contra el sistema; y que se debe garantizar el acceso de todos los colombianos a los servicios básicos de atención, con prioridad en los niños y en los adultos mayores.

Unida  a la satisfacción de poner en marcha la Unidad de Salud Sao Paolo, manifiesto igualmente la satisfacción por lo que venimos alcanzando en nuestro Grupo Empresarial Cooperativo Coomeva, ahora que nos aproximamos a los 47 años y que nos proyectamos como uno de los Grupos Empresariales más importantes de Colombia.

Sobrepasamos los 225.000 profesionales asociados. Como lo mencioné, tres millones de colombianos son atendidos por nuestro sector salud. Nuestras cifras sociales y financieras son contundentes, y generamos más de 11.500 empleos directos y 20.000 indirectos.

Hemos puesto en funcionamiento en enero a nuestra nueva empresa Coomeva Corredores de Seguros, para brindar mejores opciones de protección a la vida y al patrimonio, y también avanzamos en el proceso de constitución de Bancoomeva para prestar más y mejores servicios financieros. Así mismo aspiramos ser la primera Cooperativa con un servicio de seguro de desempleo propio, proyecto que presentaremos en la próxima Asamblea.

Todo esto ratifica nuestro optimismo y credibilidad en el país, buscando ampliar la estrategia de generar valor para los asociados, basados en principios de mutualidad y solidaridad, haciendo realidad nuestra promesa de “facilitarles la vida” bajo el concepto básico de unirnos para crecer juntos.